Categorías
Salud y Nutrición

¿Dolor muscular por ejercicio? ¡Toda la información!

Los dolores musculares y la inflamación pueden ser una experiencia muy incómoda, especialmente para aquellas personas que acaban de empezar a hacer ejercicio con regularidad.

No obstante, no debemos rendirnos; Ya que esto es una señal de que sus músculos están activos y fortaleciéndose nuevamente. Para ayudarte a superar la inflamación muscular, que puede ser muy incómoda, te traemos varias formas de aliviar el dolor y la inflamación muscular.

¿Dolor muscular por ejercicio? ¡Como combatirlo!

dolor muscular

Haz algunos ejercicios ligeros: Después de que sientas inflamación muscular, debes tomarte un mínimo de dos días de descanso. En estos dos días, no te límites a holgazanear y esperar a que el dolor se detenga, intenta estirar y relajar los músculos con algunos ejercicios simples y fáciles.

Por lo demás, los músculos inflamados pueden estar muy tensos y duros, por lo que es muy importante que en el momento del dolor y la inflamación, los músculos se muevan para relajarse lo suficiente.

Si no estás de humor para hacer ejercicio, también puedes dar una caminata muy corta, el efecto será el mismo.

Consume ciertos tipos de frutas: Los alimentos pueden ayudar a relajar los músculos y aliviar la inflamación. Las frutas como los arándanos, el jugo de granada o cereza contienen niveles extremadamente altos de antioxidantes y tienen propiedades antiinflamatorias.

Recibe un masaje: El masaje reduce la tensión muscular y mejora la circulación sanguínea a través de su cuerpo. Es por estas dos razones que el masaje es muy relajante y un gran número de personas lo disfrutan.

Algunos expertos creen que el masaje tiene un efecto mucho mejor para reducir el dolor que las pastillas, que en poco tiempo reducen el dolor y la inflamación.

Toma una ducha caliente o fría: Durante décadas, los atletas profesionales han aconsejado que un baño de hielo reduce la inflamación muscular. Los expertos también han demostrado que el agua tibia reduce la inflamación.

Sin embargo, o ideal es alternar chorros de agua fría y tibia, de esta forma favorecerás una mejor circulación sanguínea, y al mismo tiempo reducirás el potencial de inflamación muscular.

Combinar compresas frías y calientes, como ducharse con chorros de agua fría y caliente, puede estimular la circulación normal del torrente sanguíneo y favorecer una recuperación más rápida.

Los expertos aconsejan que comiences con compresas calientes primero y termines con compresas frías.

EjerciciosParaBajarDePeso.info

Deja un comentario