Categorías
Salud y Nutrición

¿Funciones de los carbohidratos?

Los hidratos de carbono están presentes en las frutas, en algunos granos como el trigo y el arroz y legumbres como garbanzos, arvejas, y lentejas, en hortalizas con alto contenido de almidón como papas y zanahorias, también en la leche el azúcar y la miel.

Los alimentos que contienen hidratos de carbono son energizantes y los niños necesitan consumirlos en gran cantidad, no solo porque son naturalmente muy activos y gastan muchísima energía extra para crecer y desarrollarse.

Los mejores alimentos con hidratos de carbono como el pan integral, arroz integral, avena, lentejas y frutas, aportan algo más que pura energía, pues también contienen nutrientes fundamentales y son ricos en fibras, lo que favorece el eficaz funcionamiento del sistema digestivo.

Si estos alimentos son refinados, o excesivamente procesados, como el caso del arroz blanco y el pan blanco, no solo pierden una enorme cantidad de nutrientes vitales sino también la mayor parte de la fibra que contienen.

Tomemos como ejemplo la harina blanca utilizada en la elaboración del pan común, comparada con la harina integral, la harina blanca contiene mucho menos zinc, necesario para desarrollar una mayor resistencia física y mejorar el funcionamiento cerebral, además de muchísimo menos magnesio, vital para el sistema nervioso y también para la absorción del calcio, el cual es un mineral que contribuye al fortalecimiento de los dientes y los huesos.

Por si fuera poco, la harina procesada, en comparación con la integral, también contiene menos proteínas esenciales para el desarrollo corporal.

Cuando la harina es horneada para la elaboración del pan, se le agregan cantidades ínfimas de importantes nutrientes a manera de muestra. Lo mismo ocurre cuando se refina el arroz o el maíz.

Por otra parte, el azúcar blanca obtenido mediante el procesamiento de remolacha o la caña de azúcar carece por completo de valor nutritivo, excepto por cierta cantidad de calorías energizantes, las cuales se denominan calorías vacías.

En contraste a ello, el azúcar rubia o negra y la miel contienen pequeñas cantidades de algunos nutrientes fundamentales para el cuerpo humano.

Los hidratos de carbono y la glucosa, son aquellos alimentos con hidratos de carbono altamente refinados los cuales presentan otra desventaja: una vez ingeridos, los azúcares que contienen se transforman en glucosa durante el proceso de la digestión.

¿Glucosa (azúcar) y los carbohidratos?

carbs

La glucosa o azúcar en sangre es el combustible que mantiene en marcha nuestro organismo.

La glucosa que comienza a circular por nuestro torrente sanguíneo luego de haber ingerido hidratos de carbono, es transferida a las células para ser utilizadas inmediatamente y los excedentes son convertidos en glicógeno y almacenados como combustible en el hígado, donde permanecen listos para ser activados cuando sea necesario.

La hormona insulina, secretada por el páncreas, es responsable de esta tarea de almacenamiento. 

Si usted come pan integral, un plato de lentejas, o un par de damascos maduros, los azúcares que contienen estos alimentos se transforman lentamente en glucosa, pero si usted ingiere dos galletas hechas con harina procesada, una barra de chocolate o una taza de palomitas de maíz (popcorn), los azúcares que contienen estos alimentos se transforman rápidamente en glucosa e ingresarán de inmediato al torrente sanguíneo.

El páncreas responderá a esta situación anormal produciendo insulina extra, lo que provoca el instantáneo descenso de azúcar en la sangre y usted sufrirá -aunque pasajeramente- de hipoglucemia o bajo nivel de azúcar en sangre.

Los niños que desayunan cereales azucarados pueden experimentar esta disminución del azúcar en sangre un par de horas más tarde, algo que los pondrá inquietos, les impedirá concentrarse y despertará en ellos la necesidad de comer algo dulce.

Las fluctuaciones del nivel de azúcar en sangre han sido relacionadas con un amplio espectro de problemas de salud.

A largo plazo pueden producir obesidad, presión alta, diabetes, y enfermedades cardiacas en la edad adulta.

En los niños puede generar desórdenes de conducta, hiperactividad e incapacidad de concentrarse.

Uno de los síntomas más comunes del bajo nivel de azúcar en sangre es la fatiga, tal vez responsable del agotamiento permanente en el que parecen vivir muchos adolescentes de hoy.

Investigaciones recientes han descubierto otra consecuencia desfavorable de los constantes picos de insulina producidos por el efecto yoyo, o efecto sube y baja en el nivel de azúcar en sangre.

La insulina estimula una enzima llamada lipoproteína lipasa que hace que los ácidos grasos circulantes se almacenen en células de grasa.

De ese modo, estos ácidos aumentan el peso corporal en lugar de dirigirse a células ordinarias, donde serían quemadas en sus plantas motrices, las mitocondrias .

Los niños que comen constantemente galletas, papas fritas envasadas, tortas, helados y chocolate en barra tienden a aumentar de peso, y los padres deben tener en cuenta que la obesidad infantil es un problema cada vez más grande.

EjerciciosParaBajarDePeso.info

Deja un comentario